VOXPRIMA  

08022, Barcelona

http://www.voxprima.com

 

Escuela y creatividad

VoxPrima
16/10/2014
 

La escuela, como institución, vive un momento de crisis. Se  necesita un vuelco metodológico que incorpore la creatividad en el seno del proceso de aprendizaje y ponga al niño en el centro de este proceso. Sin tal vuelco, será difícil frenar la progresiva desafección y desmotivación que sufren, por igual, maestros y alumnos, y que dispara los índices de fracaso escolar.

¿POR QUÉ CREATIVIDAD?

La creatividad es la capacidad que permite al individuo resolver los problemas, intencionalmente, de manera original. El niño creativo:

  • Juega
  • Se interroga
  • Se atreve a cambiar las cosas
  • Se permite el riesgo de equivocarse
  • Expresa sus emociones
  • Tiene seguridad en sí mismo
  • Afronta el aprendizaje con interés, curiosidad y motivación
  • Es disciplinado: se esfuerza en buscar soluciones alternativas a un mismo problema para luego discernir cuál de ellas es la mejor opción y es capaz de defender el criterio de su elección.

La creatividad infantil está íntimamente ligada a la capacidad de emprender e innovar del adulto. Es decir, que aquello que un día nos hará ser profesionalmente atractivos es un hábito que se adquiere en la infancia y, por lo tanto, debiera formar parte esencial de los procesos de aprendizaje.

Si queremos educar la creatividad debemos empezar por reconocer la diversidad y potenciar el talento individual. Uno de los principales retos para los educadores es aprender a acompañar en positivo el proceso creativo del niño paraque éste desarrolle resiliencia hacia sus ideas creativas. Otro de los retos es fomentar a su vez el trabajo colaborativo en el aula para que sean sus compañeros –y no sólo el maestro- los que valoren sus producciones y contribuyan a mejorarlas.

El niño que crece dentro de una comunidad creativa desarrolla dos habilidades fundamentales para el siglo XXI: capacidad creativa y de trabajo en equipo.

 

¿ES CREATIVA LA EDUCACIÓN HOY EN DÍA?

Anclado en los requisitos del siglo XX el sistema educativo continua penalizando el error y promoviendo la creencia de que a cada pregunta le corresponde una única respuesta.Estudios evolutivos realizados en el mundo anglosajón señalan que mientras que el coeficiente intelectual -- un indicador que, en realidad, mide la capacidad de razonamiento lógico-- aumenta un orden de tres puntos por década, la capacidad creativa de los individuos --esto es la capacidad de ofrecer respuestas diversas a un mismo problema-- decrece de manera alarmante entre los 4 y los 25 años (TESS, 2005). 

Estos estudios concluyen que ello es debido básicamente a dos factores:

  • un sistema educativo, heredero de la revolución industrial, concebido para producir mano de obra letrada.
  • el efecto perjudicial del consumo creciente de los productos audiovisuales. 

Tradicionalmente, la sociedad necesitaba individuos capaces de convivir en entornos homogéneos y estables. La escuela era la encargada de enseñar a leer y escribir a los niños, capacitándolos para entender y ejecutar las instrucciones del sistema. Sin Internet, y con un uso restringido de los medios audiovisuales, la escuela era, además, la vía por excelencia de acceso al conocimiento del mundo exterior. En este sistema, la creatividad quedaba relegada al ámbito de lo artístico, y se percibía como una habilidad accesoria y marginal.

Actualmente, los retos de la sociedad global exigen individuos activos, capaces de procesar rápidamente informaciones distintas, aportando valor a su entorno y adaptándose a los continuos cambios en el mismo. La información está actualmente a sólo un clic de cualquiera de nosotros. Saber leer y escribir no basta. Es necesario hacerlo competentemente, poniendo los contenidos de las redes de conocimiento al servicio de nuestras metas. La creatividad se vuelve fundamental para reorganizar la información que recibimos y aplicarla de manera ajustada a cada situación.

VOXPRIMA ES UN PROYECTO QUE PROMUEVE LA IMPLICACIÓN DE LA SOCIEDAD EN LA MEJORA DE LA EDUCACIÓN

Repensar las dinámicas docentes desde una perspectiva creativasupone un cambio estructural y, como tal, requiere la implicación activa de la sociedad.

Todos sabemos que no basta con promulgar cada cuatro años nuevas leyes educativas o renombrar enunciados y reformular contenidos para maquillar la continuidad de un planteamiento obsoleto. Y que debiéramos ser capaces de acordar la educación que queremos para nuestros hijos y exigir a los gobernantes de uno u otro color un ejercicio de honestidad para que se abstengan de utilizar la educación para adoctrinar.  Pero no nos engañemos, pocas cosas cambian cuando unos sufren el sobrepeso y fracaso de un sistema y otros -en la periferia- juzgan los resultados desde la barrera.

La transformación acostumbra a producirse por innovación social, una vez se desdibujan las fronteras y permitimos el contagio.

Con sede en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, VoxPrima es un proyecto que ha conseguido implicar a creadores y profesionales de industrias creativas e instituciones culturales de nuestra sociedad para que entren en las aulas y colaboren codo con codo con el maestro, “empoderándolo” a cambiar e innovar. Una colaboración que comienza a dar sus frutos.

DESARROLLO DE UN NUEVO METODO DE APRENDIZAJE: LA PICTOESCRITURA.

VoxPrimaes un equipo multidisciplinar de escritores, ilustradores y lingüistas que desde enero de 2011 ha trabajado con  1.657 niños y 176 profesores de 14 escuelas en el área de Barcelona desarrollando las bases  de un nuevo método de aprendizaje creativode aplicación transversal en la educación primaria que combina creatividad, lengua e ilustración: la PictoEscritura.

La PictoEscrituraincorpora la creatividad directamente en el seno de la alfabetización. Una parte importante del proyecto consiste en hacer entender que la creatividad tiene mucho más alcance que el mero desarrollo de las disciplinas artísticas, por eso está en la esencia del proyecto trabajar el desarrollo de la creatividad a la vez que el desarrollo de la expresión escrita, una destreza absolutamente fundamental para que los niños tengan opciones de éxito en su vida escolar y, más allá de ésta, en su futuro desarrollo profesional y en su futura participación en la sociedad civil.

Aprender a escribir no es sencillo. LaPictoEscritura incorpora la ilustración como elemento fundamental de narración.

Todos sabemos el maravilloso papel que juega la ilustración en su aprendizaje lector. Empezamos a leer con álbumes ilustrados con mucho dibujo y poca letra, pasamos a sumergirnos en el mundo del cómic y sólo a partir de los 11 o 12 años se va equilibrando la proporción entre imagen y texto. ¿Por qué no dar el mismo peso a la magia de la ilustración en un proceso tan complejo como el aprendizaje de la escritura?

Este nuevo método de aprendizaje creativo de aplicación transversal en la educación primaria combina creatividad, lengua e imagen y es por ello profundamente transformador.

Los beneficios de esta nueva metodología atañen a cualquier tipo de alumno en cualquier perfil de escuela.  El método trabaja simultáneamente dos lenguajes distintos (imagen y palabra) y con ello promueve el uso de los dos hemisferios cerebrales y trabaja la conexión entre ambos, dando respuesta a las inteligencias múltiples que conviven en el aula. Algunas dificultades de aprendizaje relacionadas con el dominio de la lengua escrita (dislexia, entre otras) pueden ser particularmente sensibles a los beneficios de esta propuesta.

Pero precisamente por su carácter inclusivo, el potencial de este método se multiplica en entornos de elevada diversidad, donde fenómenos como el multilingüismo y el multiculturalismo hacen evidente la necesidad de construir el andamiaje narrativo desde la ilustración. La imagen elimina las barreras del lenguaje para la visualización del contenido que se quiere comunicar y se convierte en la plataforma óptima sobre la cual construir el texto en toda su riqueza.

Finalmente — pero no menos fundamental— la PictoEscritura provoca la implicación creativa del maestro. Este método proporciona al docente herramientas y estrategias para leer las historias que encierran las imágenes y acompañar a cada uno de sus alumnos en el proceso de desarrollo de estas historias, sean estas ficción, vivencia personal o construcción de nuevos aprendizajes.  

La PictoEscritura es un método transversal, sirve para el aprendizaje de cualquier área del currículum y se puede aplicar a lo largo de toda la educación primaria.

¿Y quién mejor para enseñar a escribir que quien ha hecho de ello su profesión?VoxPrima acerca a escritores e ilustradores a las aulas para colaborar activamente en la educación. El propósito de esta colaboración es doble; por un lado, servir de estímulo al profesorado poniendo a su disposición un nuevo método estimulante y efectivo que combina creatividad, lengua e imagen. Escritores, ilustradores y maestros reflexionan juntos sobre el papel que la creatividad y la narrativa juegan en todos los procesos de aprendizaje y repiensan las dinámicas docentes desde una perspectiva creativa.  Por otro lado, a lo largo del programa, VoxPrima trabaja directamente con los alumnos fomentando en ellos la confianza en su capacidad para hacer aportaciones originales.

La PictoEscritura incide directamente en el desarrollo de la creatividad y la capacidad de narración en la infancia, habilidades estrechamente relacionadas con un fracaso escolar que, si bien se hace patente en la Educación Secundaria, se origina en las aulas de Primaria.

La evaluación de las actuaciones piloto, realizada por Lingüístas de la Universidad de Barcelona, nos muestra que la PictoEscritura funciona:

  • la mejora del rendimiento de los que participan en un programa de PictoEscritura es significativamente superior a la de los niños en cuya escuela no se aplica esta metodología/el programa.
  • el 90% de los alumnosha mejorado su rendimiento escritor.
  • el 91% de los profesores afirma sentirse más capacitado para enseñar a escribir y reconoce que el programa ha aumentado sus expectativas sobre los alumnos.

Se nos educa principalmente para pensar en palabras. Sin embargo, gran parte de las personas que han pasado o pasarán a la historia por su capacidad creativa –novelistas, artistas, científicos, matemáticos…- afirman que alumbran las ideas en forma de imágenes, no con palabras. Piensan en imágenes más que en palabras. Una vez visualizada la idea innovadora, ponerle palabras resulta fácil. Visualizar primero la solución para luego verbalizarla a menudo estimula el pensamiento creativo.